El efecto de estudiar música en nuestra inteligencia

Por Javier Morillo (Director de Adictos a las Teclas)

Prácticamente no existe ninguna otra actividad que requiera tanta actividad cerebral como el estudio de la música, cuando hablamos de interpretar música, tocando un instrumento, habría que preguntarse qué partes de nuestro cerebro no están activas. Tocar un instrumento incluye una multitud de tareas, leer notas, sentir las teclas, mover los dedos, mover los pies (en el caso del órgano) y escuchar lo que se está tocando, todo eso al mismo tiempo. Y a esto hay que añadirle la expresión y las emociones que el músico quiere transmitir con cada uno de los miembros mencionados anteriormente y en cada una de las diferentes pieza que interpreta.

Javier Morillo «No es nuestro objetivo que todos lleguen a ser grandes músicos, sino que todos tengan la posibilidad de desarrollar ese precioso don con el que solo el ser humano ha sido dotado y tiene derecho a disfrutar, la inteligencia musical.» Continue reading